Alrededores

Alrededores

Casa Almodovar > Qué visitar > Alrededores

Volver a inicio

Lagunas de Ruidera:

Parque natural de gran belleza y con singularidades paisajísticas y geológicas situado en el municipio de Ruidera. Sus dieciséis lagunas de color azul turquesa convierten este lugar en un entorno inigualable y sorprendente, ideal para un refrescante baño en verano.

Las lagunas forman cascadas y torrentes que van desde los primeros manantiales que emanan en la laguna Blanca hasta llegar a las lagunas bajas y el Pantano de Peñarroya. En primavera, el exuberante colorido de una abundante y variada vegetación, recibe a un innumerable número de aves acuáticas. El agua alcanza en esta época su máximo caudal y fluye de una laguna a otra formando en algunos casos pequeñas cascadas.

El Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera nos brinda la oportunidad de realizar multitud de actividades. Además de las que el propio parque sugiere, como senderismo, rutas 4×4, rutas a caballo guiadas, también ofrece la posibilidad de realizar todo tipo de deportes de vela, cursos de submarinismo, espeleología, parapente, pesca deportiva, etc.

 

Tablas de Daimiel:

Este Parque Nacional está situado en el municipio de Daimiel y constituye el último representante de un ecosistema denominado “tablas fluviales”, característico de La Mancha hasta finales de los años 60. Esta formación se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela, favorecido por la escasez de pendiente en el terreno. En este humedal en peligro de extinción encontramos gran variedad de fauna y flora, donde destacan las aves y plantas acuáticas. El humedal fue declarado Parque Nacional en el año 1973, Reserva de la Biosfera en el 1981 e incluido dentro del Convenio Ramsar en el año 1982.

Con su declaración como Parque Nacional se dió un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de nuestro planeta, asegurando así la supervivencia de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación.

Entre las actividades que podemos realizar destacan las rutas en Quads, Buggies, 4×4, Tiro con Arco, Paintball, Kayak, escalada Rappel, así como las visitas guiadas por el Parque.

 

Ruta de los castillos:

Son muchos los castillos que encontraremos en los alrededores del pueblo de Almagro, pero entre ellos destacaremos dos.

 

El Castillo de Calatrava La Vieja se encuentra a pocos kilómetros de Almagro, y fue la sede de la primera orden militar hispana. Situada en el término municipal de Carrión de Calatrava, esta fortificación de origen árabe forma parte del Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava.

Calatrava La Vieja es uno de los yacimientos medievales más importantes y mejor preservados de la Península. Su historia, junto al río Guadiana, transcurre entre los siglos VIII y XV. Siempre con un papel primordial en la Meseta, fue el enclave urbano del poder califal en la región, la primera posesión templaria en Castilla, lugar de fundación de la primera Orden militar hispana y la ciudad más septentrional del Imperio almohade.

Conserva aún estructuras tan notables como un foso, todo el recinto amurallado, con torres pentagonales, “albarranas” y “corachas”, y dos puertas acodadas. En el alcázar destacan el magnífico arco triunfal de acceso, la gran sala de recepciones, el aljibe y las iglesias templaria y calatrava, y en los arrabales, los restos de una mezquita.

 

El Sacro Convento Castillo Calatrava la Nueva, fortaleza del siglo XII, está situado en la cima de un cerro en forma de cono a 936 m de altitud, dentro del término municipal de Aldea del Rey. Se trata de un complejo recinto compuesto por iglesia, convento, hospedería, puebla y recinto externo, todo fuertemente fortificado.

Tiene tres recintos amurallados. El recinto principal conserva su entrada original, que nos introduce en una sala abovedada que servía de caballerizas. La Iglesia, ejemplo de arquitectura cirtesciense, tiene en su fachada un rosetón lobulado de gran tamaño. Su interior tiene tres naves con ábsides que quedan insertados en la muralla. En otra parte del recinto se encuentra el claustro, el refectorio, la Sala Capitular y las habitaciones de los monjes. En la zona más alta se encuentra el castillo propiamente dicho, con grandes cámaras abovedadas en donde estaba el rico archivo de la Orden. Estuvo habitado ininterrumpidamente desde 1217, siendo la sede de la orden de Calatrava hasta 1804, momento en que lo abandonan definitivamente. Ahora podemos visitarlo y disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece el cerro del Alaclanejo.